Wacom Cintiq Pro 13 – Review

Wacom Cintiq Pro Review
Wacom Cintiq Pro 13 de 2018

Si estás pensando comprar una Wacom Cintiq Pro, piénsalo muy bien, pero que muy bien, ya que te puede acabar defraudando un montón, o en el peor de los casos, suponer un verdadero dolor de cabeza. Hace semanas tuve la oportunidad de poder comprar una Cintiq pro de 13 pulgadas a “buen precio” y acabé devolviéndola. Había leído en Internet algunas críticas muy negativas de modelos de más pulgadas, y al final ha resultado que todo lo positivo que leí fue humo. En esta entrada os dejo mi revisión personal, en la que os intento contar todos esos problemas gordos que casi nadie comenta, ya sea bien por ignorancia, porque cree que es lo normal, porque desconocen mejores opciones o simplemente no han usado muchas tabletas en su vida.

Cuando alguien nos habla de Wacom, siempre se nos viene a la mente la idea de una marca que ha monopolizado el sector de las tabletas digitales durante más de una década, una marca cara pero sinónimo de calidad. A día de hoy, nos encontramos con una marca que no ha innovado mucho a lo largo de los últimos 10 años. Lo que antes era sinónimo de calidad, ahora ya no lo es tanto. Los productos de Wacom son excesivamente caros para lo que ofrecen, la falta de calidad la enmascaran con diseño. Todo esto es algo que vais a poder ver y leer a continuación.

Lo primero que uno ve cuando saca de la caja el producto, es que la Wacom Cintiq Pro es un buen producto en estética, entra muy bien por el ojo y está muy bien presentado en una cajita de lujo. En cuanto a calidad de materiales y organización de cables, están bien diseñada. Por desgracia, la pantalla se deteriora con el uso en muy poco tiempo, es fácil rayar la pantalla si no usas un protector plástico o dejar plana la punta del lápiz en pocas horas de uso.

El exterior es muy bonito, muy cuidado, pero tecnológicamente, el interior es como si fuera tecnología de hace décadas. Bastante triste la verdad.

Wacom Cintiq Pro Review
Los trazos no ofrecen calidad en la Wacom Cintiq Pro 13.

Tras calibrar la pantalla y subir el brillo al máximo (es una pantalla muy oscura, con pocos lúmenes), lo primero que hice fue hacer las típicas pruebas de trazados. Para mi sorpresa y desgracia, un producto de este calibre/precio presentaba un problema de tabletas gráficas de hace décadas. El efecto se hace más molesto con trazos más lentos, con o sin regla, por lo que es imposible trabajar bien con ella.

Cualquier trazo sale ondulado, incluso los curvos. A la hora de hacer trabajo de precisión o entintado, ésto supone una auténtica pesadilla. 

Llevo usando Wacom Intuos y Wacom Intuos Pro desde que salieron al mercado, y ver que los trazos salen en la pantalla con ondulaciones es horrible. Se te viene al pensamiento la pregunta de “¿cómo es posible que esto sea peor que una tableta normal con lo caro que vale?”. Con una Intuos 3 estas cosas no pasan. Ya menos con una Intuos pro de 2018. El porqué pasa en una Cintiq, sólo los japoneses de Wacom lo sabrán.

Ni aún usando los últimos drivers (el producto viene con el último firmware), se soluciona el problema. Probé la tableta gráfica en un PC con Windows 10 y en otro con Windows 7, y todo igual.

Wacom Cintiq Pro Review
En esta foto se puede ver el recubrimiento de la pantalla y el brillo tan malo que ofrece. La pantalla es muy apagada. El reflejo es de una lámpara con una bombilla de mucha luz.
Wacom Cintiq Pro Review

A simple vista, molesta bastante el recubrimiento de la pantalla, que presenta un nivel de ruido exagerado para ser un producto de cerca de mil euros. Lo peor es que presenta junto al excesivo ruido un patrón de diagonales/efecto cartón en toda la pantalla.

Wacom Cintiq Pro Review
Cualquier color plano se ve con ruido y rayas.
Wacom Cintiq Pro Review
El efecto de ruido y diagonales es muy notable en fondos grises.
Wacom Cintiq Pro Review
La respuesta de la pantalla deja mucho que desear. En trazos lentos se percibe una separación de casi 1 cm, y mucho más cuanto más rápido es el trazado.

Olvidando lo bueno que ofrece Wacom en este producto, casi todo son puntos negativos:

  1. Pantalla con muy poco nivel de brillo.
  2. Colores sin uniformidad, elevado nivel de ruido con efecto de diagonales. Poca nitidez en consecuencia, pese a ser 1080p en 13 pulgadas.
  3. Poco nivel de respuesta, imput lag altísimo, y cursor lag también alto.
  4. Trazos ondulados.
  5. El puntero no se puede calibrar bien para que no haya desplazamiento en las esquinas. Hace difícil el picar en los menús de los programas.
  6. Efecto Parallax no muy notable, pero está presente. Es falso que no haya.
  7. La función Táctil es inútil, no funciona bien y te ves forzado a desactivarla ya que te imposibilita el trabajar bien. No ofrece, ni se puede comparar a la respuesta que ofrecen las tabletas similares al iPad como un Samsung Galaxy Tab A10 por poner un ejemplo.
  8. La sensación de dibujo no es natural como venden.
  9. La versión de 13 pulgadas es cálida, aunque no mucho en comparación a las de 16, 24 o 32 que llevan ventilador y hacen mucho ruido.
  10. La punta del lápiz se desgasta con suma facilidad y acaba erosionando el recubrimiento de la pantalla.

Así que, si usas Intuos, mejor seguir usándola porque una Cintiq actual no va a mejorar la productividad tanto como podrías pensar. 

Si eres ilustrador, hay alternativas de marcas como Huion o Xp-Pen  que valen menos de la mitad y en 22 pulgadas. Las diferencias más notables que encontramos: sin función táctil y sin sensibilidad a la inclinación en el lápiz. En modelos actuales, los lápices no llevan pilas y tienen tantos niveles de presión como los de Wacom. Lo malo es que estas marcas chinas también presentan problemas similares como trazos ondulados y ruido en pantalla dependiendo del modelo que uno pruebe/compre.

Una opción cara, y con una buena pantalla, es el iPad pro de 2018. De momento, Apple es el único fabricante que ofrece “algo” decente para 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *