Monitor 4K LG 27UK650-W – Review

LG 27UK650-W Review

Si estas pensando en comprar un nuevo monitor y buscas algo en 4K, No mires nada de LG porque sencillamente, según mi propia experiencia venden basura, así de claro. La nueva gama de monitores de 27 pulgadas, LG 27UK850-W, LG 27UK650-W y LG 27UK600-W pueden suponerte un verdadero dolor de cabeza.

Las diferencias, en cuanto al panel se refiere, ninguna. Lo único es tener/no tener base pivotante, modelo 650 versus 600. Y con el 850, es un 650 con un puerto USB Tipo-C para la gente que usa Macs, por lo que pagas 100 euritos más por ser abanderado de la manzana podrida. Nunca está de más el sacarle los cuartos a los más tolais, con perdón.

En estos últimos años, LG parece haber puesto más énfasis en abaratar los costes de producción y los controles de calidad, que en sacar un buen producto sólido y de calidad al mercado. Al final, lo que uno vio en el CES y esos vídeos de Youtube medio año o semanas antes, es sencillamente falso. Publicidad engañosa y gente en los canales de internet pagada a tuti-plen a los que les han cedido/dado monitores libres de errores. Da la sensación que nos quieren colar cualquier basura y encima a un precio de 530 eurazos que se ganan pronto. Lo malo es que la gente es imbécil y traga con todo.

La compra la hice en Amazon para curarme en salud y buen precio. Así uno se evita los posibles problemas como me paso a mí. Primero con el transportista y segundo con LG como fabricante de basura “made in china” (la mala fama se la han ganado los chinos a hierro).

Yendo por partes, no se como se las apañaron, pero el transportista, Tourline Express me entregó el paquete totalmente mojado y casi destrozado. Como si hubiera salido de una obra, tenia hasta yeso!

LG_27UK650-W

Menuda mierda de entrega, para ponerse a llorar.

Dentro, el paquete del monitor, también mojado, pero por dentro intacto. Luego la sorpresa me la llevo al encender el monitor. Jamás había visto un sangrado de luz que se cargara 1/4 del monitor, tiñendo todo de un tono amarillo/anaranjado. Tras 10 minutos ya estaba haciendo la correspondiente devolución y pidiendo un reemplazo.

LG_27UK650-W

Al cabo de los días, me llega un segundo monitor del mismo transportista, ¡menudo susto!. El paquete ya no me llego mojado pero si seriamente abollado. No le presto mucha atención ya que en Amazon por lo menos tuvieron la decencia de empaquetarlo bien esta segunda vez. El monitor enciende bien y todo casi perfecto, varias pequeñas fugas de luz aquí y allá, pero al menos de menos de 1 cm en 2 bordes. Nada como para hacer un reembolso me dije, era tolerable.

Lo malo es que tras menos de 50 horas de uso, el monitor empieza a fallar con un grave problema de burn-in, o image retention (retención de imagen). Las ventanas de windows se quedaban impresas/quemadas tras 1 minuto estando estáticas, o dejaban lineas horizontales tal y como muestro en fotos durante casi media hora sin estar mucho tiempo fijas. Me di cuenta trabajando en Photoshop ya que usa un gris neutro de fondo que avisa de todo. Cambie el wallpaper de Windows a uno mas oscuro, y ahí estaban esas dichosas rayas. Estaba alucinando en colores al ver que estas cosas pasen con un monitor tan caro y encima en el 2018.

LG_27UK650-W

LG_27UK650-W

En un fondo gris, imaginad eso en uno oscuro.

Ya puestos, le hice a la unidad un montón de tests para estresar la pantalla. Resultó que cuadros negros “desprendian” luz blanca, y cuadros blancos apagaban o ensombrecían las zonas de píxeles colindantes. Un efecto realmente curioso tal y como muestro en la foto superior.

2 unidades con defectos, una tras otra.

Y la cosa no queda ahí, ya que en cuanto a materiales de construcción, respecto a anteriores modelos de 4K, la calidad ha bajado drásticamente. La base no es estable, esta forrada de plástico de la peor calidad que uno puede hasta despegar con las manos, se tambalea como un monitor malo de 90 euros. Para colmo, los plásticos traseros de la pantalla son de peor acabado y calidad si cabe, de estos blancos que se foto-degradan y acaban amarilleando mucho (se ensucia con nada).

LG_27UK650-W

Como monitor no es gran cosa en extras, 2 HDMIs 2.0 y 1 Display Port 1.2.

Un LG 27UD68-P con el que estaba super contento lo tuve que devolver porque a los 4 meses le salio una raya vertical roja muy notable en el margen izquierdo, donde uno suele poner los iconos (cosa típica de panel estropeado cuando va a morir). Su base era muy buena pero al no tener stock en Amazon para un reemplazo, tuve que comprar un LG 27UD69P-W tras el reembolso, de patas blancas, mucho más simplista y horrible puesto en mesa. Como tienen para soporte Vesa, pues no me preocupó mucho. Lo peor es que en menos de 4 meses, va y le sale otra raya vertical roja por la misma zona. Comprensible cuando era lo mismo… pero con unas patas más feas para hacer creer a los compradores que compran algo “nuevo”. El panel era la misma chapuza con los mismos problemas. Realmente increíble, y eso que estaba contento con la calidad de los colores. Si los monitores de Benq son malos, estos de LG tampoco se salvan.

Creía que con este tercer monitor no iba a tener problemas, pero me equivoqué. Me han tocado dos monitores de una serie fabricada en diciembre de 2017, seguramente con un alto porcentaje de fallos en fábrica. ¿Mala suerte? quizás.

Por otro lado, el extra del HDR no justifica el precio que tiene. Es sencillamente un fraude. No alcanza los valores de nits para ser hdr10, y cuando lo activas en Windows o en la Xbox One, se ve horrible. Tenemos 4 opciones de HDR: vivid, standard, game y cinema. Cada una con un tono de color y un brillo inexistente. La pantalla se ve apagada y en las opciones sólo podemos ajustar el brillo que para colmo está por defecto al 100%. Así que de ajustes: ninguno. Las aplicaciones reconocen al monitor como compatible con HDR, pero a final de cuentas, es como si no lo tuviera ya que no cumple ni sirve de nada. La pantalla se ve fatal con el HDR activo, nada que ver con el de las teles.

LG_27UK650-W LG_27UK650-W

LG_27UK650-W

El modo HDR es una MIERDA. Fijaos en la ventana de “pantalla de windows” con ese globo de luz en los bordes y esa tonalidad de color.

Eso sí, respecto a los anteriores 2 modelos, hay que decir que el monitor tiene un poco más de brillo y se agradece para ciertas tareas.

Puntos positivos:

  1. Buen color de fábrica, apenas hacen falta ajustes de color para calibrarlo. El blanco y los tonos grises son prácticamente neutros.
  2. Buen nivel de brillo.
  3. Sin parpadeos.
  4. El modo Super Resolution+ viene muy bien para aportar un ligero enfoque a la imagen, ideal cuando juegas a 2K si la tarjeta gráfica no puede dar buenos fps en 4K.
  5. Imput lag aceptable para jugar bien en consolas.
  6. Control del OSD por joystick super rápido (a mi me gusta).

 

Puntos que pueden resultar negativos dado el precio:

  1. Falta de puertos USB.
  2. Falta de altavoces integrados.
  3. Panel de 8bit + A-FRC en lugar de 10 bits reales.
  4. Base pivotante tipo pistón con altura mínima demasiado alta.

 

Puntos muy negativos:

  1. Efecto de IPS glow más acentuado que en modelos anteriores (LG 27UD69P-W y LG 27UD68P-W)
  2. HDR emulado de muy mala calidad, reproducción de color pésima. Los rojos los vuelve rosa purpura incandescente y el blanco casi con un tono violeta-azulado.
  3. Banding en imágenes con degradados de tonos oscuros. Se nota mucho en juegos como Diablo III.
  4. Problemas severos de burn-in, image retention, inverse ghosting.
  5. Sangrados de luz brutales (bleeding). Los anteriores 2 modelos no presentaban ese problema, ningún sangrado.
  6. Materiales plásticos de muy mala calidad.
  7. Poca estabilidad de la pantalla con el nuevo sistema de pivote tipo pistón.

 

No recomiendo su compra para nada. Si te has acostumbrado a la nitidez y definición del 4K, y quieres 4K sí o sí, no mires nada de LG, en tres años, sólo han sacado al mercado basura, así de claro. Y si crees que vas a tener suerte, ánimo!, reza mucho para que no te toque uno del lote de diciembre del 2017.

Si mi mala experiencia te resulta chocante o molesta, no vengas en plan imbécil “popopó” diciendo estupideces como: “pues yo lo tengo y a mi se ve muy bien”.

Los pocos análisis que suelo hacer es para sacarle los colores a los fabricantes, y para encontrar todos los defectos posibles que supongan una molestia para quienes sí tienen un buen criterio de calidad.

Ahí queda mi mala experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *