¡¿Merece la pena hacer Overclock para jugar?!

Ésta es una de las preguntas que seguro muchos se hacen cuando van a comprar un PC a la hora de “ahorrarse dinero”. La respuesta, por si hay muchas dudas, la ha dado hoy 4Gamer en forma de comparativa.

El equipo de pruebas es algo de lo más normalito como se puede ver, montando una placa base de las carillas y usando una 9800 GTX de 512 megas de ram, tarjeta que para muchos debe resultar obsoleta. Ahora casi todo el mundo monta Nvidia GTX 260/280 o Ati HD 4850/4870.

El E7300 que es un procesador barato, lo más idóneo para jugar en un PC con rendimiento y pagando bien poco. Como casi ningún juego aprovecha los cores, un E8400/8500 es lo que más se está montando hoy día para jugar con mayor rendimiento.

En Crysis, con un overclock de más de 1Ghz, a 1600×1200 no se gana ningún fotograma. ¿Y esto por qué es?, pues porque el juego no pide tanta CPU. Con el stress test de CPU, igual, no hay mejora alguna.

Con el Unreal Tourmanent 3 a grandes resoluciones el overclock no supone muchos fps. Se puede ver con el E7300 que obtiene 98 fps a 1600×1200 y el E7300/3,9 Ghz con sus 104 fps. Un overclock tremendo de 1,3 Ghz de más, sólo supone una mejora de 6 fotogramas más.

Con Half Life 2: Episodio Dos, el tamaño de la cache L2 del procesador hace que la diferencia sea bastante notable. Un 8400 llevado a 4 Ghz no obtendría mucha mejora en fps. El E7300/3,4 Ghz que es superior en Mhz al E8600, obtiene incluso menos fps.

Con el Company of Heroes se puede ver claramente que más Mhz no significan más fps. Procesadores de menores prestaciones sacan menos fps aunque se lleven por overclock a más Ghz. Pasa igual que en los otros juegos, la diferencia entre un E8500 que va a 3,16 Ghz y el E7300/3,9 Ghz es de 2 ridículos fps a 1600×1200.

Aparte de todo esto, están las pruebas para medir el calor y el consumo, dos cosas también muy importantes a la hora de comprarnos un PC.

Las 2 primeras pruebas para medir el consumo se corresponden al estado en idle de la CPU, con el EIST activado/desactivado, una versión mejorada de la tecnología Intel Speedstep, que permite al sistema ajustar dinámicamente el voltaje del procesador y su frecuencia, lo cual puede resultar en una disminución media del consumo de energía y de la producción de calor.

En Full, el consumo se dispara a más de 200 vatios con el E7300/3,9 Ghz, algo desproporcionado al igual que las temperaturas de más de 80ºC que se alcanzan y que podéis ver abajo. Si 50ºC en una CPU ya era mucho, con el overclock el hornillo está asegurado.

Conclusión: No merece la pena hacer overclock para jugar.

La gente se cree que ahorrándose unos 20-80 euros de diferencia en la compra de un procesador más barato y con menos prestaciones, al hacer overclock, van a tener mayor rendimiento en juegos. Y la cosa no es así, porque ese poco dinero que uno cree ahorrarse, si se invierte en un mejor procesador, se obtiene un mejor rendimiento y no hay necesidad de gastar dinero adicional.

Como se puede ver, los fps que se ganan son ridículos, y encima donde te ahorras 20-80 euros, acabas pagando muchísimo más:

  1. Primero porque no vale con tener una caja normal, tiene que ser una concreta con buena ventilación, y son caras.
  2. Segundo, hay que gastarse un dinero adicional en un buen refrigerador para la CPU, memorias buenas, ventiladores, etc. todo también muy caro y que supone gastar más dinero.
  3. Tercero, la placa base tampoco puede ser cualquiera, tiene que ser una buena para poder hacer el OC sin muchos problemas, con lo que son más los euros a gastar.
  4. Y cuarto, aparte del gran calor que se obtiene, sin contar el que producen las tarjetas gráficas, memorias y demás componentes, está el consumo eléctrico que se dispara una barbaridad. La factura de la luz lo nota y a base de bien.

En el peor de los casos, el overclock nos puede salir muy caro si se nos quema el equipo en parte, ya sea procesador, placa o tarjeta gráfica.

Para jugar a juegos en PC no hace falta gastarse mucho dinero. Con un E7200 o un E8400 y una buena tarjeta montada en una placa base normalita y buenecilla (menos de 100 euros) se juega de vicio en un monitor de 24 pulgadas panorámico. Y es que son pocos o casi ninguno los juegos que usan el multicore, y mucho menos los que tiran de cpu… cuando lo que piden es básicamente potencia de GPU.